25 may. 2010

Zafra - Villafranca de los Barros (Badajoz)


Olivos centenarios en paisajes milenarios.
De quién son estos olivos, de quién este paisaje.

Camino de Villafranca de los Barros la lluvia se hizo presente y aprovechando un cubierto junto a un viejo depósito de agua en desuso, allí nos juntamos unos cuantos peregrinos y aprovechamos para almorzar un poco. Estábamos ante un olivar de centenarios olivos, ante un paisaje mayor, veterano, longevo, grande, sumo... que muy probablemente desaparezca tras la excavadora y de estos olivos no volveremos a tener su aceite... En este paisaje quieren poner una refinería, una petroquímica. Poco respeto.
Caminaba con Ismael, ya teníamos Villafranca ante nuestra vista y no sé lo que hicimos, las flechas indicando la dirección a un albergue al que no pretendíamos dirigirnos, nos despistó y cuando nos quisimos darnos cuenta, bajo un aguacero, habíamos dejado Villafranca a nuestras espaldas; teníamos que retroceder un mínimo de dos kilómetros, iniciamos la vuelta y tuvimos suerte, un labrador nos acercó hasta el ayuntamiento en su furgoneta, allí nos indicaron la dirección habitual donde pernoctaban los peregrinos y lo encontramos completo, nos hablaron de una "pensión" de la que no voy a dar el nombre, que bien saben las autoridades locales de que lugar hablo, seguía lloviendo, la localizamos y la señora nos comunicó que no tenía plazas pero que su hermano, en la parte trasera de la casa, tenía un par de habitaciones, accedimos a que nos las enseñara y eran lamentables, dos habitáculos sin ventilación, oscuras, con mucha suciedad y malos olores, más parecían las dependencias de alguien padeciendo el síndrome de Diógenes. Por el lugar había pululando varios peregrinos que no estaban en espacios mucho mejores, yo no estaba dispuesto a aceptar semejantes condiciones y me marché e hice noche en uno de los hoteles del pueblo. Algunas veces acierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada