25 may. 2010

Fuente de Cantos (Badajoz)


Fuente de Cantos - Acuarela (12 abril 2010) - 20,5 x 26,5 cm (detalle).

En la primera parte de la etapa, antes de despistarme, la dehesa era más clara con menos encinas y con más pastos en los que pastaban rebaños de vacas y ovejas. Uno de ovejas pastaba en el límite de la finca, junto al camino y desde dentro de ellas salió, furioso, un mastín que arremetía desesperado contra mí. Lo pasé mal, con la mano izquierda blandía el bordón y con la derecha activaba el auyentador de perros esperando que las ondas ultrasónicas hicieran lo que no conseguía con el palo, pero el perro no cejaba en sus ladridos siguiéndome durante un buen trecho, hasta una verja de alambre de espino que marcaba uno de los límites en los que pastaba el rebaño y que fue la que de verdad impidió que yo pasase a ser parte de su almuerzo (exagerando un poco).
Luego vino lo de despistarme con los mojones de la Vía de la Plata y tragarme diez kilómetros de asfalto. A pesar de todo llegué de los primeros al albergue de Fuente de Cantos, al que habría que ponerle la máxima calificación. La Junta de Extremadura tiene en marcha una línea de albergues de turismo que si tuviesen la decoración que se aplica en los paradores, estos albergues pasarían con nota.
El antiguo convento-hospital de San Diego de Franciscanos Descalzos, data de 1624 y actualmente se ha restaurado y rehabilitado destinándose a albergue y centro de interpretación dedicado al pintor Zurbarán. El albergue ocupa dos plantas en las que se conjugan con muy buena fortuna la actualización de las instalaciones con servicios muy cómodos y de gran calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada